El Consell cede ante los vecinos e impedirá la descarga de graneles fuera de la nave cerrada

 In Uncategorized

La autorización en caso de avería en el recinto o cuando superara su capacidad queda suspendida alegando una sentencia posterior del TSJ.

No habrá descarga de graneles al aire libre en el Puerto de Alicante cuando se construya la nave cerrada, cuyas obras están previstas que arranquen antes de que finalice el año. La Conselleria de Transición Ecológica ha reconocido que dos de las tres excepciones recogidas en la autorización para el movimiento de graneles con depósitos cerrados, que firmó la directora territorial el 15 de octubre, entran en conflicto con una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Lo hizo después de que los vecinos anunciasen un recurso de alzada contra la resolución de la conselleria dirigida por Mireia Mollà y además amenazasen con una querella por prevaricación.

Fuentes de la conselleria indicaron, después de que se conocieran las intenciones vecinales, que estudiarán el recurso desde la Dirección General con el objetivo de «dar la máxima satisfacción a todas las partes implicadas en el proceso». Además, las mismas fuentes, reconocieron que «la sentencia número 528 del TSJCV recientemente recibida, posteriormente a la firma de la resolución de la Dirección Territorial de Alicante, puede dar pie a reestudiar la autorización emitida».

La polémica ha estallado a primera hora de la mañana, en plena campaña electoral del 10-N, cuando la Plataforma del Puerto cargó con dureza contra la conselleria por «permitir seguir contaminando con la actividad de carga y descarga de graneles al aire libre». En concreto, los vecinos se referían a las tres excepciones recogidas en la resolución del departamento encabezado por Compromís, que permitirían la autorización de descarga al aire libre en caso de avería en la nave cerrada y también siempre que se supere la capacidad de la nave (es decir, «que a pleno rendimiento de la misma, se pueda continuar amontonando y cargando fuera de ella», según apuntan los vecinos).

Desde la conselleria, a preguntas de este diario, reconocieron que la resolución choca con la reciente sentencia del TSJ en lo referido al permiso para seguir almacenando graneles al aire libre cuando la nave cerrada esté llena de material o sufra alguna avería. Además, la conselleria también incluye en la resolución ya firmada el permiso de almacenar graneles al aire libre y para todos los materiales de importación («graneles que vengan en barco y se descarguen en el muelle», según resaltan los vecinos de la zona).

Tras analizar la resolución fechada el pasado 15 de octubre y antes de conocer la intención de la conselleria de dar marcha atrás aceptando el recurso anunciado, la Plataforma por un Puerto Sostenible insistió en su rechazo «de forma contundente y desde el estupor y la indignación por permitir que se pueda realizar la actividad contaminante al aire libre y, por tanto, poniendo en riesgo la salud de los habitantes de los barrios más cercanos al Puerto; esto supone un claro paso atrás en el compromiso que se había adquirido», señalaron los vecinos, que en su comunicado ya alertaron de que la resolución iba en contra de de las recomendaciones derivadas de investigaciones del Síndic de Greuges y del Defensor del Pueblo y de la sentencia del TSJ que acredita que las naves cerradas son la única forma de cumplir la normativa ambiental para este tipo de actividades contaminantes del aire.

Fuente: Información.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search