El Distrito Digital estudia levantar una nueva sede para 500 empleados junto a Panoramis

 In Uncategorized

El Distrito Digital (DDCV) aún no ha echado a andar y el espacio ya se agota. Las necesidades de planificación han obligado a la Sociedad Proyectos Temáticos (SPTCV) a barajar nuevas alternativas para dar cabida a las empresas de base tecnológica vinculadas al proyecto que ultiman su aterrizaje en Alicante. Así, además del entorno de Ciudad de la Luz, la estación marítima del puerto, el entorno de Terra Mítica (donde la sociedad pública es dueña de una parcela que no sacó a subasta) en Benidorm y, en el futuro, el Campus Tecnológico de Elche, la empresa sigue buscando nuevas ubicaciones que añadir a su cartera.

Por este motivo, la empresa pública encargada de impulsar el DDCV acaba de encargar la redacción de un proyecto técnico para la urbanización y construcción de un nuevo edificio de oficinas en el muelle 5 del Puerto de Alicante, a espaldas del centro comercial Panoramis. Un proyecto que, de cristalizar, constituiría una nueva fase de implantación del Distrito en suelo portuario, donde cuenta con la subsede ya conocida de la Terminal Marítima de Cruceros (en el muelle 14).

De momento, la empresa que dirige Antonio Rodes solo ha encargado un informe para conocer las posibilidades de construir desde cero esta nueva sede, del que se encargará el despacho de arquitectos valenciano Amix. En función de lo que apunte dicho estudio, la empresa pública podría plantearse incluir ese edificio levantado ‘desde cero’ en su porfolio de posibles ubicaciones. El despacho de arquitectos se centrará en sugerir la distribución de las edificaciones, la solución arquitectónica propuesta para ello y las opciones de modular el espacio con construcciones efímeras, según el pliego.

Imagen de archivo del centro comercial Panoramis, que se ha ofrecido como sede

Con este nuevo encargo se trataría de explorar posibilidades para crear una subsede adicional en un emplazamiento próximo con capacidad para acoger a 500 empleados de esas empresas. Para ello, se trabajaría sobre una explanada de 5.000 metros cuadrados de suelo, a espaldas del centro comercial Panoramis, con el propósito de duplicar el espacio con el que se cuenta en la terminal marítima. En principio, los trabajos de reforma y adecuación de la planta baja de ese edificio deberían quedar concluidos el próximo mes de febrero. A partir de entonces, se espera el aterrizaje de los primeros 250 trabajadores de la multinacional Accenture.

La búsqueda de ese nuevo espacio en el Puerto obedece al mismo proceso de rastreo de posibles ubicaciones emprendido por la SPTCV entre Alicante y Elche desde hace más de un año para encontrar acomodo a los operarios de las empresas que decidan sumarse al proyecto del Distrito Digital, atraídas por sus ventajas y sinergias. En ese proceso, también se ha llegado a incluir las instalaciones de Panoramis, el complejo propiedad de la Autoridad Portuaria, cuya unidad de negocio fue adquirida en pública subasta por Medimotors Gestión, del conocido empresario Juan Carlos Ramírez (expresidente del Hércules y socio de Enrique Ortiz), en el proceso de liquidación de Marina de Poniente (su anterior concesionaria, precisamente, liderada por Ortiz).

El estudio sobre Panoramis, a final de año

Como ha informado Alicante Plaza, la SPTCV encomendó un estudio para evaluar si el edificio podría adaptarse a las necesidades y requisitos de las empresas del Distrito y concretar el coste de posibles reformas. Hasta el momento, ese estudio sigue en elaboración aunque se prevé contar con sus conclusiones antes de termine el ejercicio en curso. Por su parte, Medimotors solicitó al puerto la modificación de la concesión administrativa (la instalación de locales comerciales, multicines y aparcamiento) para poder destinar el edificio también a la instalación de oficinas.

Si el centro comercial de Ramírez entra a engrosar la cartera de ubicaciones que el Distrito Digital ofrece a sus inquilinos es una incógnita que se despejará, previsiblemente, a finales de año. Primero, el empresario socio de Enrique Ortiz en el Hércules tiene que conseguir resolver los contratos de alquiler que aún ligan al centro con un gimnasio, una franquicia de comida rápida y unos multicines. Una estrategia que podría implicar reclamaciones económicas por parte de los afectados, que en este caso debería asumir Medimotors, cuya oferta en la puja por el centro comercial (la única que llegó al final del proceso) no contemplaba subrogarse a los actuales negocios.

Fuente: Alicanteplaza.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search