El Puerto prevé disponer de la terminal cerrada para graneles en 2020

 In Uncategorized

La empresa iniciará las obras en octubre, con un plazo de ejecución de 12 meses y un proyecto para mover tres millones de toneladas al año

El Grupo Eiffage tiene previsto comenzar el mes que viene las obras de la nueva terminal cerrada de graneles en el muelle 17 del Puerto de Alicante, con lo que en Alicante dejarán de moverse graneles al aire libre a finales de 2020, ya que el proyecto tiene un plazo de ejecución de doce meses. La nave será totalmente automatizada, lo que ha obligado a elevar su altura hasta los 25,8 metros por los 17,2 metros del proyecto inicial.

En febrero, Eiffage Infraestructuras presentó en el Puerto el proyecto de ejecución de las obras para la construcción y explotación de una terminal de graneles sólidos en el muelle 17. Tras el estudio técnico del proyecto, el Puerto concluyó que el mismo supone una modificación no sustancial de la concesión, al no coincidir la nave con la presentada como proyecto básico, que fue autorizada dos meses después por el consejo de administración. La inversión ronda los ocho millones de euros. El tráfico de granel sigue siendo clave para la actividad industrial del Puerto. Hasta julio se habían movido 929.357 toneladas, un 9% más que en el mismo periodo del año anterior.

El proyecto de ejecución que empezará a desarrollarse en octubre supone una mejora sustancial sobre el proyecto básico, tanto desde el punto de vista técnico, totalmente automatizada, como desde el de la salud laboral, y un incremento de la inversión, según las explicaciones aportadas por Eiffage al Puerto la semana pasada. La nueva edificación tendrá una ocupación en planta de casi 14.000 m2 (unos 4.000 m2 menos), con una longitud de 300 metros (antes 362), 46,65 metros de anchura (antes 50,70) y una altura, en su punto más elevado, de 25,80 metros(antes 17,20 metros), para poder dar cabida a toda la maquinaria que hará que la instalación esté automatizada, eliminando totalmente las emisiones de partículas a la atmósfera.

El tráfico de graneles crece un 9% hasta julio

El tráfico de graneles -cemento y clíncker fundamenalmente- es clave en la actividad industrial del Puerto, que ha movido 929.357 toneladas hasta julio.

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Alicante adjudicó al grupo francés Eiffage la construcción y gestión para los próximos 30 años de la nueva terminal de graneles en el muelle 17, infraestructura que consistirá en una sola nave central de 14.000 metros cuadrados de superficie con capacidad para gestionar tres millones de toneladas de granel al año, el doble que las cifras de la actualidad. La instalación tendrá capacidad para absorber todo el material que se mueve ahora a cielo abierto, operativa polémica al realizarse muy próxima a las viviendas del entorno portuario. Solamente si llegara el caso de que en un determinado momento no hubiera espacio se harían entonces, puntualmente, cargas y descargas en otros muelles, extremo poco probable a medio y largo plazo, según el Puerto. La nave estará dotada de dos cintas carenadas de 500 metros de longitud para el trasbordo de los graneles entre la terminal y los barcos y viceversa. entorno portuario.

En estos momentos, la descarga y carga de graneles en el Puerto ha dejado de ser tan polémica. El Parlamento Europeo archivó hace un año la investigación abierta en agosto de 2017 sobre la carga y descarga de graneles en el Puerto de Alicante al considerar que la actividad no incumple el derecho comunitario, en concreto las dos directivas comunitarias a las que se refirió la plataforma de afectados cuando presentó la denuncia: la directiva de emisiones industriales y la directiva sobre la calidad del aire.

Algo, esto último, de lo que en aquella fecha sí tenía, paradójicamente, constancia el propio Consell por informes realizados con los medidores del Puerto. En la denuncia se pidió que se abriera un proceso sancionador contra las empresas estibadoras que llevaban a cabo estas actividades.

La Comisión Europea no prevé investigar los hechos planteados en la petición, es decir, la carga y descarga de graneles en el Puerto. La directiva que regula la emisiones industriales establece normas para evitar la contaminación derivada de la actividad industrial y cuando no sea posible, reducirla. En cuanto a la directiva sobre la Calidad del Aire, exige que los estados miembros respeten los valores limite pertinentes para diferentes contaminantes atmosféricos a partir de determinadas fechas. Una vez hayan logrado ajustarse a estas normas, deben mantener los niveles por debajo de los valores límite establecidos. La Comisión concluye en el informe para archivar la denuncia, que según los últimos datos disponibles relativos a mediciones de 2016 no muestran que se hayan superado los valores límite».

La Consellería de Medio Ambiente sancionó en su día a la Autoridad Portuaria de Alicante con 40.000 euros por la descarga de graneles repetidamente denunciada por los vecinos, que están a la espera de cómo quede la terminal cerrada de los graneles.

Fuente: Información.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search