Guanyar y los vecinos se movilizan contra la instalación en el Puerto de 18 macrodepósitos de combustible

 In Uncategorized

Pavón revela que el proyecto, que está en periodo de alegaciones, cuenta con dos fases: la primera de 111.000 m3 para gasolina y gasóleo y una segunda de 600.000 m3

Al menos trece tanques rondan los 30 metros de altura.

De nuevo, en pie de guerra contra el Puerto de Alicante. Vecinos de la zona sur de la ciudad y Guanyar Alacant han empezado a movilizarse contra el proyecto de instalación de una planta de combustible sobre terreno portuario.

En concreto, según denunció ayer el portavoz municipal de Guanyar Alacant y exconcejal de Urbanismo, Miguel Ángel Pavón, la iniciativa privada, promovida por Terminales Marítimas del Sureste para la cesión del uso a la empresa XC Business 90, prevé hasta dos fases. En la primera, explicó ayer el exvicealcalde de Alicante en la etapa del tripartito al frente del gobierno municipal, la empresa prevé la instalación de seis depósitos, el mayor de 50 metros de diámetro y una altura de casi 30 metros, en el Puerto de Alicante, con una capacidad total de unos 110.000 metros cúbicos, que se destinarían al almacenamiento de gasolinas y gasóleos. Los depósitos de la primera fase se instalarían sobre una parcela de 14.000 metros cuadrados, situada en el muelle 19 del Puerto. El presupuesto rondaría los seis millones. «Nos hemos encontrado con un proyecto de inusitadas dimensiones que supondría un retroceso inaceptable en la necesaria integración entre puerto y ciudad», apuntó ayer Pavón durante una rueda de prensa convocada en la sala de prensa del Ayuntamiento de Alicante a la que asistieron cuatro de los cinco ediles de Guanyar.

En la segunda fase, que según Pavón se recoge en el proyecto que está en exposición pública hasta el 12 de noviembre, se construirían sobre otra parcela de 40.000 metros cuadrados hasta doce macrodepósitos de más de 50.000 metros cúbicos cada uno [para un total de 600.000 metros cúbicos] para almacenar gasóleos y biocarburantes, pudiéndose incorporar depósitos de gas licuado del petróleo (GLP ) con esferas de hasta 20.000 metros cúbicos para su comercialización a granel o envasado, con un presupuesto de 30 millones.

Según palabras de Pavón, la empresa hace constar en la documentación que ha aportado al expediente que pretende llegar a mover hasta un millón de toneladas de combustibles al año. «Esto supondría más de 500 buques cargados de combustible que se descargaría en los depósitos, lo que significaría a su vez miles de camiones cisterna trasladando el combustible de los depósitos a estaciones de servicio de la ciudad, de la provincia e incluso de otras provincias, camiones que van a recorrer también las calles de la ciudad, con el impacto negativo que ello supondría para la movilidad y la seguridad» señaló ayer Pavón, quien añadió que la planta de combustible se situaría a menos de un kilómetro de barrios de la ciudad como Gran Vía Sur (800 metros), Benalúa (800 metros), San Gabriel (1.000 metros) o Ensanche-Autobuses (850 metros), además de centros escolares como el CEIP Benalúa (780 metros) o de la sede de instituciones como Casa Mediterráneo (730 metros).

Esta proximidad a los barrios de la zona sur de Alicante ha impulsado a que los vecinos empiecen a movilizarse contra el proyecto en el Puerto. Para este próximo lunes, está prevista una reunión, en la que tratarán las alegaciones que presentarán las asociaciones vecinales. Guanyar, por su parte, también alegará contra la instalación de la planta de almacenamiento de combustible, además de presentar una declaración institucional en el pleno del próximo jueves, 25 de octubre, para que la corporación respalde la petición a la Autoridad Portuaria de «no aprobar la modificación sustancial solicitada» por la empresa concesionaria. «El reconocimiento de esas dos fases supone, a nuestro modo de ver, un fraccionamiento tramposo del proyecto global, ya que no es lo mismo evaluar desde cualquier punto de vista (ambiental, paisajístico o seguridad). Nos parece -continuó el concejal de Guanyar- un fraude a los procedimientos aplicables y revela que puede estarse actuando con cierta mala fe por parte de la empresa promotora del proyecto», señaló ayer Pavón, que fue consejero del Puerto hasta que Guanyar abandonó el equipo de gobierno.

Barcala y la cautela

En el actual Consejo de Administración figuran, entre otros, el alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, y el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, en representación de la Generalitat. Fuentes de Alcaldía señalaron ayer que el gobierno municipal del PP abordará el asunto con «cautela» porque Pavón «acumula» recientemente dos sentencias en su contra (relativas a los graneles durante su etapa como concejal de Urbanismo). «Vamos a esperar a que se cumpla el procedimiento y se pida la licencia a Urbanismo. Ahí verificaremos que se den todas la condiciones necesarias», señalaron desde Alcaldía. Por su parte, Bellido anunció ayer que su grupo votará junto a Guanyar en contra de la instalación de la planta de combustible en el Puerto, aunque añadió que el asunto debe pasar por la Executiva local. «Pensamos que instalaciones de este tipo es más prudente que estén alejadas del casco urbano», subrayó el portavoz municipal de Compromís.

Fuente: Información.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search