La gestora de la zona lúdica del Puerto invertirá 6,6 millones para reformarla tras 25 años de deterioro

 In Uncategorized

El Puerto tiene un plan. La Autoridad Portuaria de Alicante ha sacado a exposición pública el proyecto presentado por la empresa Marina Deportiva, concesionaria desde hace 25 años de los pantanales y la zona de ocio de Levante, para la remodelación integral de un espacio de 10.417 metros cuadrados que necesita una actuación urgente por el deterioro que provoca su proximidad con el mar y el propio uso de las instalaciones. La concesionaria ha pedido la renovación del periodo de gestión para otros 15 años más, y ofrece para ello una inversión de 6,6 millones de euros que se emplearán, básicamente, según el documento en exposición pública, en sanear los inmuebles, reducir la contaminación acústica y lumínica, y en mejorar la accesibilidad y la seguridad. Todo incorporando nuevas tecnologías.

La actuación abarca a toda la superficie lúdica entre los muelles 4, 6 y 8. La previsión del Puerto es que una vez resueltas las alegaciones se renueve la concesión si cumple con los parámetros que exigen los técnicos del Puerto. La actual concesión caduca en 2026 y los concesionarios solicitan 15 años más.

La mercantil Marina Deportiva del Puerto de Alicante S.A. explota, en régimen de concesión, el Puerto Deportivo de Alicante. Cuenta con 744 amarres para una eslora máxima permitida de 60 metros, siendo su calado en bocana de 12 metros. La superficie comercial se desarrolla sobre 10.147 m² y tiene además una superficie de aparcamiento e 13.000 m².

La zona lúdica del Puerto en la dársena de Levante fue la primera gran apuesta de los rectores del Puerto cuando diseñaron, asociado a la marina deportiva, la apertura de una parte de los muelles a la ciudad. Surgieron los restaurantes, pubs, cafeterías y más tarde hasta con un casino. Durante años fue el centro del ocio y la movida nocturna de la ciudad, y sigue teniendo un gran poder de atracción, sobre todo para el turismo, pero la falta de control de lo que sucedía en el interior de algunos pubs desembocó en unproblema de seguridad y orden púbico que ha terminado en rechazo social, sobre todo durante la madrugadas de los fines de semana. A este problema se suman los 25 años de uso, cambios de la estructura y filosofía de los propios negocios, y el deterioro propio de una zona pegada al mar.

Desde comienzos de los años 90 el propio uso de las instalaciones y las inclemencias del tiempo han dio deteriorando la zona pero, además, los locales han sido adaptando sus negocio a sus necesidades. Los autores del proyecto presentado en la Autoridad Portuaria plantean, en este sentido, la reordenación de todos los locales para que haya una uniformidad. Se pretende tanto la restauración de los edificios como su entorno. Las nuevas tecnologías y los avance en materia de eficiencia y ahorro energético serán clave en la modernización de las instalaciones.

En el documento, la concesionaria advierte de que dado que toda la zona es de uso público los pavimentos se han ido degradando, descomponiendo y ensuciando, tanto en el paseo marítimo como en la terrazas, incluido también el pavimento de madera más reciente. Deterioro que también afecta a los elementos metálicos como barandillas, puertas metálicas, farolas… por lo que se necesita una actuación más allá del mantenimiento.

El movimiento de los edificios producidos por las dilataciones producidas por las temperaturas han producido fisuras, grietas y desconchados, por lo que urge su reparación y saneado. Desfases que afectan también a las luces, la vigilancia. El mobiliario urbano también se ha quedado obsoleto y viejo. La concesionaria propone la reparación de grietas y desconchados detectados en los edificios realizándose después un repintado general. El proyecto contempla también una reordenación de la zona eliminando las gradas y alargando el borde las terrazas.

Se eliminarán las diferentes marquesinas que se han instalado en los locales y se apostará por un modelo bioclimático único y uniforme que preste mejor servicio y que, simultáneamente, unifique el conjunto de las edificaciones. La marquesina instada contará también con un toldo telescópico mejorando así la protección contra el sol y la lluvia.

Por otro lado, continúa el proceso para la creación de una nueva marina deportiva iniciado tras su aprobación en el Consejo de Administración el pasado 27 de febrero. La nueva marina deportiva estaría situada en los muelles 10, 12 y 14, con una ocupación aproximada de 112.000 m2, de los cuales más del 63% corresponderían a la lámina de agua. La apertura de plicas está prevista para el 27 de agosto.

Fuente: informacion.

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search